Gestión de Efectivo Sector Financiero

Gestión de Efectivo Sector Financiero

El efectivo es la forma número uno de pago en los Estados Unidos, utilizada en el 62 por ciento de las transacciones minoristas. La cantidad de efectivo en circulación fue de USD878.8 mil millones a finales de 2010 y está creciendo a una tasa de 10 por ciento por año debido al creciente número de consumidores que han abandonado sus tarjetas de crédito durante la recesión y ahora pagan las compras en efectivo O con tarjetas de débito.

A medida que aumenta la cantidad de efectivo en circulación, los bancos se ven obligados a tener suficiente dinero en efectivo para satisfacer la demanda sin acumular demasiado de este activo. Por ejemplo, el uso generalizado de cajeros automáticos ha creado un problema de reabastecimiento para los bancos. A nivel mundial, los bancos quieren reponer los cajeros automáticos sobre una base just-in-time para minimizar el número de entregas de mensajería blindada y fuera de las situaciones de dinero en efectivo. Sin embargo, ha sido difícil para los bancos llegar a un cálculo que se pueda realizar de forma rápida y automática para satisfacer las numerosas variables y restricciones involucradas.

Del mismo modo, un problema para los bancos más grandes implica calcular cuánto dinero debe ser almacenado en las bóvedas y cuánto debe ser enviado de vuelta al Banco Central para evitar el costo de la manipulación y minimizar las entregas de mensajería blindada. Esto hace que sea particularmente difícil determinar la forma menos costosa de almacenar el exceso de efectivo.

Reducción de los gastos de la cadena de suministro de efectivo

La mayoría de los métodos tradicionales para administrar el efectivo a nivel de sucursal, bóvedas y cajeros automáticos implican hojas de cálculo, límites de efectivo establecidos hace años o, en algunos casos, conjeturas. Lo que la mayoría de las instituciones están identificando es que los métodos tradicionales no están funcionando. Están buscando métodos para agilizar y automatizar el proceso, y soportar sus decisiones con el poder computacional.

Elegir los cajeros automáticos (ATM's) adecuados para reabastecer, Cada día

¿Cómo deciden qué puntos de efectivo reabastecer en un día en particular?

Con la solución parametrizable desarrollada por SmartBP, se puede construir un problema consistente con múltiples variables de decisión. Que representan las entregas de efectivo a los cajeros automáticos. 

La capacidad de los camiones y los cajeros automáticos son limitaciones reales. Y no todos los cajeros automáticos son iguales. El uso de efectivo, el impacto del cliente, la ubicación y los costos son todos factores de reposición de efectivo. Los modelos matemáticos de optimización desarrollados pueden determinar qué cajeros automáticos se deben reabastecer  dadas las siguientes reglas de negocio:

  • Saldos en  caja de cada punto de efectivo.
  • Cantidades proyectadas de efectivo que los consumidores van a depositar y retirar en el día en particular.
  • Denominaciones del efectivo en el ATM.
  • Precio de transporte
  • Costo de inventario de efectivo y costo de oportunidad
  • Costo de dinero "muerto"
  • El número de cajeros que se pueden reabastecer por día
  • El costo de quedarse sin efectivo, en algunos casos es el daño en términos de disminución de satisfacción del cliente.
  • Las fechas de reposición disponibles y los días máximos entre reabastecimientos.
  • Entre otros.

Para más información
Para obtener más información sobre el software de gestión de efectivo de SmartBP, póngase en contacto con su representante de SmartBP o visite el siguiente sitio web: Contáctenos 

No hay comentarios

Agregar comentario